Barreras a la Exportación de Vino a China 2 – Cambio de Divisas

Published by admin on

Barreras a la exportación de Vino 2 – Cambio de Divisas

Proseguimos con nuestro programa de Barreras a la exportación de vino en China.

Aunque no es absolutamente necesario para la comprensión de este capítulo, recomendamos tomarse 5 minutos para leer la lectura anterior (Barreras a la exportación 1 – Importación Técnica).

Anteriormente conocimos a Mario y Qin, quienes querían cerrar un pedido para exportar a China. Normalmente necesitarían varias semanas para realizar las cotizaciones apropiadas y encontrar un agente importador que realice la operación, pero gracias a VinoenAsia lo pueden solucionar en unos pocos clicks de ratón.

Ahora deben enfrentarse a la siguiente barrera, mucho más temible que la logística internacional y aduanas: ¡los bancos!

Podríamos escribir un libro sobre lo complejo que es el sistema bancario chino, pero podemos tratar de resumirlo en dos puntos fundamentales:

  1. El sistema bancario es una herramienta del gobierno Chino (no es una crítica, sólo una observación).
  2. El sistema bancario es otro reflejo de la cultura china.

Lo que esto significa es que según las circunstancias nacionales e internacionales, realizar un pago al extranjero puede ser una pesadilla. Si las circunstancias bancarias a Qin juegan en contra de realizar la transferencia, Qin no tiene nada que hacer hasta que esas circunstancias cambien. A no ser por supuesto, que Qin tenga un buen nivel de guanxi en el banco.

  • Algunos de los lectores conocerán el término guanxi de su trabajo o mis talleres de negociación con chinos. Para aquellos que no saben lo que significa, es el sistema de relaciones interpersonales de los chinos.

Una persona normal llegaría al banco y pediría hacer la transferencia. Dependiendo de quién le toque, le responderán que no puede hacer una transferencia al extranjero. O cuando el agente del banco echa un vistazo al contrato, dice inmediatamente que no es válido porque no está firmado con el sello rojo característico chino. O el sello de la bodega tiene el nombre comercial, pero no real de la bodega. O piden el pasaporte y la licencia de exportación del vendedor… y es que muchos trabajadores del banco no están seguros de cómo se hacen estas cosas.

Si Qin tuviera Guanxi, antes de llegar al banco llamaría a su compañero, que previamente le ha avisado de todo lo que tiene que traer. El compañero echa un vistazo a los papeles, observa que hay ciertos errores inocentes para que los corrija en el futuro, y ordena la transferencia.

Puede servirnos de ejemplo una de nuestras ventas este verano:

El cliente chino estaba empeñado en realizar la transferencia el mismo, para lo que estuvimos 29 largos días redactando hasta 5 contratos que los bancos chinos rechazaban uno detrás de otro. Al final hasta el cliente se cansó, y pidió ayuda a un amigo suyo. Consiguió hacer la transferencia el día siguiente, usando el contrato original. La bodega recibió por fin el dinero 35 días después de firmar el contrato. Todo esto podría haber sido mucho más estresante, si no supiéramos que podíamos solucionar todo el tema si VinoenAsia se encargara de la transferencia.

Normalmente, el cliente chino no quiere volverse loco con aventuras en el banco. La mayoría no tiene experiencia en estas cosas, sus contactos son limitados, o no quieren hacer uso de ellos a la ligera. Y para eso está VinoenAsia!

Gracias a nuestra estructura internacional, no solo podemos encargarnos de toda la logística y de la importación, sino que además aceptamos pagos en CNY en una cuenta local china. Lo que esto significa es que con un par de clicks la bodega puede asegurar la cotización, logística e importación, y con otro click Qin puede realizar el pago. Y lo que es mejor, nosotros pagaremos al transportista en España y la naviera, de manera que la bodega solo tiene que preocuparse por tener el vino preparado, y conseguir más clientes.